San Silvestre Salmantina 2014 “Conflicto entre piernas y cabeza”

No sé qué tiene esta carrera, pero desde que era ciclista ya me tenía encandilada. Solía correrla tranquilamente y formaba parte de mi preparación física de pretemporada. No me esforzaba, mi guerra estaba en los pedales a partir del mes de marzo.

Cuando deje la bicicleta en el año 2005, seguía corriéndola pero, tranquilamente. Desde las 10 de la mañana corría con mis pupilos de la Escuela de Ciclismo de Cabrerizos, motivándoles y animándoles. Cuando comenzaba mi carrera a las 12.30 estaba muerta, toda mi energía había quedado en los pequeños ciclistas

En los últimos años, con entrenamiento funcional y gimnasio, mis piernas han ido cogiendo fuerza, el motor ya hizo su rodaje en mi etapa de ciclismo. Picada con mi hermano Salva (siempre quise ganarle, aun sabiendo que es muy bueno y tiene buena genética para la carrera),  me acerqué a los 40 minutos en los 10 kilómetros. Teniendo en cuenta que  la San Silvestre de Salamanca recorre todas las subidas de la ciudad, estaba y estoy super contenta con la marca

Estos últimos meses han sido difíciles para mí. Lanzarse a cumplir un sueño tiene muchos dolores y quebraderos de cabeza, pero sabes que algún día serán parte de la historia de tu libro, si a eso le juntamos una bronquitis que cogí a mediados de  Octubre en Palma de Mallorca, y que la ilusión por correr la Maratón de Valencia, se quedó en eso, en ilusión.

Levantar el pie era lo más inteligente que podía hacer y entrenar a mis pupilos que para eso confían en mí.  Durante ese mes tenía que buscar una motivación para entrenar y para competir porque Valencia ya quedó atrás.

Soy muy cuadriculada y cuando algo no puedo cumplirlo, me cabreo conmigo misma, y me castigo. Así que me obligue a correr 3 carreras de 5000 metros (La Pedestre, Upsa y Villamayor), las cuales odio por lo explosivas que son, pero que vienen bien para preparar La San Silvestre

Esta semana, no tenía buenas sensaciones, me encontraba cansada y sin ganas de salir a entrenar. Le hice caso al cuerpo y después de correr el sábado en Villamayor 4.700 mts a 3´42´´ / km, no volví a calzarme las zapas hasta el jueves para hacer un entrenamiento de HIIT (*), con el objetivo de activarme tanto física como mentalmente, el resto de la semana a pasear con mi compañera de fatigas incansable: MI BICICLETA

Esta mañana estaba calentado sola (cosa que no suelo hacer nunca),  mis piernas preguntaban a mi cabeza como se encontraba y mi cabeza le devolvía la misma pregunta sin responderse ninguna de las dos partes de mi cuerpo.

Mis piernas, sin que mi cabeza se enterase, me decían: “hoy no puedo ni con las zapatillas”  (y eso que pesan 180 gramos) y mi cabeza, que no es tonta y se imagina lo que mis piernas me decían al oído, me decía: “Dori tienes unas piernas muy mentirosas, siempre dicen que no pueden y después sacan la fuerza de quien sabe dónde”

Qué es lo que mueve al ser humano para, activar su cabeza y sus piernas al mismo tiempo para generar tal cantidad de endorfinas que ni una ni la otra se enteran de lo que está pasando, cuando vas corriendo por las calles de tu ciudad a toda pastilla

Por todas esas sensaciones que solamente se producen cuando llevas tu organismo al límite  y porque correr por las calles de Salamanca, con tu gente y con el cariño de los salmantinos es algo indescriptible

ME ENCANTA LA SAN SILVESTRE SALAMANTINA   DORI RUANO

 

      

13 ª General 38´45´´ ( 1 ª veterana)            En Villamayor 4.700 mts con Fran Albert 

HIIT (12 minutos de calentamiento con 4 bloques de 4 minutos. Cada bloque de 4 minutos,  debes dividirlo en 4 y así tienes un minuto (30 segundos 60 %- 20 segundos al 80 % y 10 segundos al 90-95 %). En total son 16 sprint de 20 segundos al 80 %  y 16 sprint de 10 segundos al 90-95 %,  para terminar con 10 minutos de vuelta a la calma. En total son 45 minutos
 

 

 

 

ENTRENAR MÁS NO SIEMPRE ES “MEJOR”

                                  ENTRENAR MÁS NO SIEMPE ES  “MEJOR”

Apasionada del entrenamiento desde mis épocas de ciclismo, ahora invierto más tiempo en el estudio y en el aprendizaje que en pasar horas y horas corriendo como un pollo sin cabeza.

Para empezar tengo que contar que mis inicios en el ciclismo de Alto Rendimiento fueron de  “metodología soviética”: 4 sesiones/ diarias, 30-35 horas semanales y 15-20.000 kms anuales…. Y así durante más  de doce años.

Los últimos años, aparte de que mi cabeza no estaba capacitada para realizar dichos entrenamientos, eliminé bastante el volumen en mis entrenamientos y aumenté la intensidad, compitiendo mucho en carreras con chicos para “coger la forma” y la puesta a punto…. Los resultados se mantenían y no tenía que hacer nada más para aguantar en la élite (realmente había entrenado tanto, que lo único que tenía que hacer era “asimilar” los entrenamientos “rusos” del pasado.

Cuando terminé mi carrera deportiva, con 36 años, necesitaba “resetear” mi disco duro (mi cabeza loca)  y cambiar el chip de alto rendimiento a deporte salud y actividad física…..Esa búsqueda y la ayuda de mi pareja Fran Albert, preparador físico en futbol,  me ayudaron a descubrir que otra metodología en el entrenamiento  es posible

Hace tres meses terminé mi primera maratón en poco más de 3h( 3:03:20) con apenas dos meses de preparación “específica” : 40-50 kms semanales, 2-3 horas/ semanales entrenamiento funcional y 2 horas de pesas a la semana….

Siempre soñé  con correr una prueba de ese nivel, pero mi respeto a las lesiones musculares, me hicieron ser muy prudente (nada que ver el daño articular que sufren las rodillas, tobillos y caderas en una carrera de atletismo, con el deporte de ciclismo)

Contenta no, satisfecha de terminar con ningún síntoma de debilidad muscular ni articular. Solamente mis problemas de pisada hicieron que el nervio  situado entre el 3 y 4 dedo del pie izquierdo, sufriera más de la cuenta y tuve que acudir al podólogo para la realización de plantillas.

Como el alto rendimiento paso a la historia, me puedo permitir el lujo de hacer ciclismo, bicicleta de montaña, carretera, natación y no tengo que recurrir a ninguna técnica médica quirúrgica para poner solución

El único problema que tenía era la proximidad de la Media Maratón de Salamanca, y correr por mi ciudad, es motivante para mí.

Quería correrla en un tiempo “aceptable”  a mi condición física (1h 30´era mi objetivo) en  apenas cuatro semanas de entrenamiento.

Desde la última competición (San Silvestre a finales de diciembre) serán casi dos meses sin poner la máquina al rojo vivo, y tengo que confesar que me encanta la competición por el estado de forma que me da y que tanto me cuesta conseguirlo con el entrenamiento

“Para mí la competición es la mejor herramienta para ponerme en forma”

Debía espabilarme y entrenar de manera eficaz para conseguir el objetivo y lo único que podía hacer era “probar” la nueva metodológica en el entrenamiento: Entrenamiento de Alta Intensidad (HIIT: High Intensity Interval Training) muy de moda en los países escandinavos y anglosajones:

¿En qué consiste? Durante  5 días alternos ( 10 días en total ) se hace un calentamiento de 15 minutos y se realizan 4 bloques de 4 minutos ( 30 seg a “tu” 50-60 % ( trote normal) 20 seg a “tu” 70-80 % ( correr más rápido) y 10 seg a “tu”  90-95 % ( lo que viene siendo un sprint) …. Y así durante 4 minutos  (repetiremos 4 veces, recuperando 2 minutos  al trote) … 10 minutos de vuelta a la calma y habrás completado una sesión de 40-45 minutos.

Después de estos 10 días, “solamente” realizaras 1 sesión de HIIT semanal hasta el día de la prueba

El resto de los días, trotar suave y hacer entrenamiento funcional, debido que las exigencias musculares son muy fuertes y es fundamental el trabajo de prevención, sin olvidarnos de los estiramientos y el entrenamiento invisible: alimentación, sueño, masaje….etc.

Cada sesión de HIIT, son 16 sprints de 10 segundos de duración y la zancada se amplia de manera  considerable y si no hay un trabajo “extra” corremos el riesgo de rompernos y lesionarlos.

Después de  cuatro semanas de trabajo en HIIT y realizada la media maratón de salamanca, y con un catarro que no me ha dejado estar al 100 % puedo deciros que me ha gustado y que volveré a recurrir a este entrenamiento: divertido, diferente y con base científica que debemos ir probando los entrenadores y deportistas que nos dedicamos a esta profesión.

“Entrena de manera individualizada y ponte objetivos realistas y podrás conseguir nuevos retos y nuevas metas “

 DR-DReams

Entrando en línea de meta 1h 30 ´29´´

 

 

 

Ciclismo Femenino: cada día más desigual

    

             Ciclismo Femenino: cada día más desigual

 

          Hace apenas unos días, la llamada de Javier Guillén me hizo despertar de la pájara de ciclismo femenino que me acompaña los últimos años.

           Estoy cansada de escuchar siempre lo mismo: “que las chicas no se comprometen”, “que nosotras no colaboramos”, “que por qué no pagamos por correr las carreras”, etc.

           Al terminar mi carrera deportiva (2005-2006), presenté un proyecto de ciclismo femenino al CSD para fomentar las licencias de féminas. Era un proyecto que pretendía enganchar a las infantiles y cadetes que abandonan la práctica del ciclismo y motivarlas para llegar a la categoría Élite, de modo que el pelotón femenino se incrementara de treinta participantes a más del doble en cuatro años. El proyecto gustó, caló y fue aprobado por parte del CSD y de la Federación. En un principio, a Fulgencio (el presidente en esa época) le costó aceptarlo, pero terminó haciéndolo. Llevamos a cabo cuatro concentraciones para las categorías de cadetes e infantiles durante las vacaciones escolares con todas aquellas federaciones que tuvieron interés por ello (solamente la catalana puso piedras en el camino). Durante el año 2007, más de setenta chicas disfrutaron de la BTT en Béjar, de la bici de pista en Toledo y de la de carretera en Cuenca y en Mérida. Ahí estaban Gloria Rodríguez, Tania Calvo, Ana Usabiaga, Dorleta Eskamendi, Mar Manrique y otras muchas corredoras que se lo pasaron bien y aprendieron cosas como hacer relevos, montar en pista, correr a pie o hacer estiramientos. Ellas disfrutaron, y Azucena Lozano y yo vivimos nuestro sueño de poder ayudar al ciclismo femenino durante un año. Pero lo triste es que al final sólo fuera uno, porque dicho proyecto debía haberse llevado a cabo también durante los tres siguientes.  A la llegada de Carlos Castaño a la presidencia de la RFEC, comandada por Carmen Mas (vicepresidenta de la Catalana) y Carmen Ramos (secretaria de la RFEC), el proyecto desapareció del mapa y se decidió que Azucena Lozano y Dori Ruano eran personas non gratas para trabajar por el ciclismo femenino. Todavía me pregunto: ¿qué error cometimos, si las chicas y sus padres todavía hoy en día siguen “haciéndonos la ola”?

           Durante 8 años (2003-2010) estuve al frente de una Escuela de ciclismo masculino y femenino, donde siempre intenté que todos fuéramos CICLISTAS. Las chicas hacían lo mismo que los chicos. Para mí eran iguales unos y otros, y así se lo transmitía tanto a los alumnos como sus padres, a pesar de que muchos de estos últimos no lo vieran así. Durante ese tiempo me enfrenté con organizadores porque los premios eran, en algunos casos, inexistentes para las chicas: debían competir con los chicos y, si les ganaban, podían conseguir su trofeo, su maillot, su premio, etc. No existía el Campeonato Regional de Castilla y León femenino en ninguna de las posibles modalidades (pista, carretera y BTT) porque, según el Presidente de la territorial de la Federación Ciclismo de Castilla y León, las chicas participantes eran muy pocas. Ante esto, yo me preguntaba: “¿hacemos acaso algo para que las chicas se animen más a acudir? ¡Si no tenemos siquiera un maillot de Campeona Regional! ¡Como para motivarse a competir!” Las chicas estaban obligadas a correr con una categoría inferior de la masculina y, si eran capaces de ganarles a los chicos (más pequeños que ellas), les daban el maillot de Campeón Regional. Durante esos años, las chicas de la Escuela de Ciclismo “Dori Ruano” estaban a un nivel muy alto, puesto que entrenaban con los chicos, así que, durante algunas temporadas, estuvieron consiguiendo el maillot masculino (lógicamente, de una categoría inferior).

        A mí, todo ello me parecía una locura, algo surrealista. Hablaba con unos directores y con otros de ciclismo, y nadie decía nada. A todos les daba igual. Le volvía a pedir y a suplicar al Sr. Presidente que hiciera algo para cambiar la situación, pero sólo obtenía negativas y malas caras.

           Muchos días llegaba a casa abatida, hundida y sin ganas de luchar. Eran piedras en el camino y molinos de viento con los que me enfrentaba constantemente. Las chicas lloraban porque no querían correr con las categorías inferiores de los chicos, y éstos lo hacían a su vez porque las chicas les arrebataban los maillots de las suyas. Era algo ilógico e irreal, que me agotaba físicamente.

             El Sr Presidente de la territorial, al cabo de unos años, instauró el Campeonato Regional de Carretera (no el de BTT ni el de pista).

           Desde mi retirada, he luchado y me he enfrentado con organizadores, presidentes (y presidentas) del mundo de ciclismo por la igualdad de las corredoras. Hace un par de años que decidí dedicar mi energía a las carreras populares de atletismo, donde la palabra igualdad ya no existe porque no es necesaria. Y, al menos en el nivel en que estoy en este momento (popular), disfruto mucho. Miro al ciclismo femenino de reojo, sin dejar de seguirlo ni practicarlo, pero con mucha pena y un poco de resignación al ver la incompetencia de sus dirigentes, que utilizan la excusa barata de que la crisis azota el deporte.

         Siento vergüenza al mirar el calendario femenino nacional (cuatro competiciones), y siento más vergüenza aún cuando a los dirigentes se les llena la boca de palabras: “tenemos que poner al ciclismo femenino en el lugar que se merece”. Siento vergüenza de que cada dos por tres se estén sentando para buscar soluciones y nadie dé un puñetazo encima de la mesa, diciéndoles cuatro cosas a los señores federativos.

         Para empezar, las competiciones de chicas han de hacerse en el mismo escenario que los chicos (carreras de juveniles masculinos, conjuntamente con las de las Élite femenina; carreras de cadetes masculinos, conjuntamente con las de las juveniles femeninas), con los mismos premios y mismos recorridos; para terminar, vamos a darles a las féminas la misma DIETA económica que reciben los hombres profesionales por acudir a un Campeonato del Mundo (ahora son  2.400 euros para ellos, y tan sólo 1000 euros para las chicas). Vamos a dejarnos de pamplinas y hablemos claro: IGUALDAD YA,  pero desde la RFEC, que es la que tiene que marcar las directrices del funcionamiento correcto de mi deporte.

         Gracias, Javier Guillén, por llamarme y pedirme consejo para organizar en la Vuelta a España una carrera para las chicas ciclistas. Gracias por despertarme de la pájara que llevaba de un tiempo a esta parte. Espero ayudar en todo lo que se me pida, como exciclista y como mujer que lucha por la igualdad.

                                         DR-DREAMS

 

¿ QUÉ SIGNIFICA DEPORTE PARA TI ?

 

 “Mi madre cuenta que antes de nacer, ya pedaleaba en su vientre”

 Desde ese precioso momento la gente de mi alrededor presagiaba que   toda mi vida giraría en torno al movimiento, que con el paso de los años se convertiría en deporte.

Me despierto cada mañana como si me hubieran puesto un cohete, con la sensación de que el tiempo que he pasado dormida hubiera sido tiempo perdido (aunque todas noches antes de acostarme pienso que tengo que  dormir para recuperar y seguir en movimiento )

Desde que empiezo el día con mi desayuno matutino, estoy pensando en la energía que me proporcionará para poder terminar el día, como si se tratara del combustible para el coche.

Si me puedo prescindir del motor me  desplazo en bicicleta o caminando al trabajo o a cualquier recado que pueda necesitar.

Fui deportista de élite por casualidad. Vivía en un pequeño pueblo donde la única diversión que teníamos era ir en bicicleta o correr por el campo cazando grillos, ranas…..

“Lo que haces de pequeño marca el resto de tu vida”

Hoy en día miro atrás, mi infancia y sigo con las mismas costumbres. Aquella chiquilla hiperactiva que nunca se cansaba de jugar y que nunca quería entrar en casa porque siempre tenía un juego al que jugar, un amigo con el que reír y algún chiste que contar.

Toda esa energía fue canalizada hacia el deporte de competición, que actuaba en mí, como una medicina lo es a la enfermedad

¿Qué es el deporte para mí?

Es mi forma de vida. Al día le consigo, al menos, una hora, para correr, para montar en bici, hacer deporte….. y siempre que tengo oportunidad de participar en una competición popular de correr, de montar en bicicleta o alguna liga de deporte equipo, me apunto, porque para mí, es mi dosis de medicina de esta bendita enfermedad que se llama DEPORTE

 

DORI RUANO SANCHÓN (DEPORTISTA POPULAR Y EXCICLISTA PROFESIONAL)

 

 

 

¿COMO PREPARO UNA MARATÓN EN 8 SEMANAS?

                              ¿COMO PREPARO UNA MARATÓN EN 8 SEMANAS?

 

      Después del intento fallido de hacer mi primera Maratón en Nueva York, hace casi un año, me entra el gusanillo de volver a la carga.

     Cuando comienza mi trabajo como Asesor Deportivo  en la Vuelta a España 2013,  a mitad de Agosto, mis horas de entrenamiento en ciclismo llegan a su final.

     Durante el tiempo que dura la Vuelta a España, mis entrenamientos están enfocados  básicamente al desajuste postural al que se ve sometido mi cuerpo durante las tres semanas que dura ésta (entre 7 y 9 horas diarias  en el volante). Un día hago carrera continúa y otro día entrenamiento funcional con gomas o con mi propio cuerpo.

     Después de terminar  mi temporada de carreras populares por el mes de Junio (antes de comenzar  el verano) me dedico a montar en bicicleta con el objetivo de mantener mi forma física y de paso entrenar con la gente que confía en mí su preparación física de ciclismo.

Terminados los objetivos, metas y demás sueños de mis deportistas, pienso que es bueno que yo tenga Retos para superar, para poder entrenar con más motivación, si aún cabe.

 Cuando estas en Vuelta a España, después de toda una  jornada divertida y estresante al  volante, necesitas marcarte una meta, porque lo único que te pide el cuerpo es tumbarte en la cama y no levantarte hasta el día siguiente. La Media Maratón de Babilafuente es el pensamiento por el cual me esfuerzo cada día al levantarme. Se celebra el último fin de semana de Septiembre,  dos  semanas después de terminar la Vuelta España.  Esta media maratón es ideal para empezar a coger el tono físico de cara a la temporada de carreras populares.

Termino la Media con unas muy buenas sensaciones, estoy satisfecha,  he sufrido, sí lo sé, pero siempre digo lo mismo: “lo importante es que he podido sufrir”. Con un viento desfavorable mi marca está en 1 h 3`33´´ (el ganador marca 3 minutos más que su marca habitual)

Cuando terminas de correr, hablas con unos y con otros, y todos me dicen lo mismo: ¿para cuándo la Maratón? ¿Por qué no te vienes a Valencia? ¿Por qué no te vienes a Donosti?

Después de correr en La Media Maratón de Babilafuente, me voy a Zaragoza en coche y  durante 5 horas,  estoy dando vueltas a mi cabecita loca y al llegar digo: “Dori, vamos a preparar San Sebastián”

El lunes día 30 de septiembre,  lo dedico a descansar y a programar y organizar mi plan de entrenamiento para la Maratón: 8 semanas, ni una más, ni una menos, incluyendo el afinamiento o tapering.

Mi sistema cardiovascular está preparado, no en vano tengo más de 300.000  kms en bicicleta en mi cuerpo de 58 kgs….No hace falta que me exprima a hacer horas. Solamente me hace falta adaptar mi musculatura y mis articulaciones al machaque de éstas con el asfalto durante más de 3 horas.

Conozco mis fortalezas y mis debilidades, sólo es cuestión de adaptar: mi tiempo,  mi estado físico y mental al entrenamiento. (Si consigo hacerlo con tanta gente, por qué no lo puedo hacer conmigo)

¿Cuatro semanas de entrenamiento de fuerza (pesas dos días/ semana) serán suficientes a la carga física que someteré mi cuerpo en el Maratón?  (Duda que se resolverá al finalizarlo)

Tres días a la semana los dedicaré a carrera continúa con diferentes cambios de ritmo, según vaya recuperando el cuerpo de la carga física del trabajo de pesas.

El entrenamiento funcional y preventivo con gomas, swiss ball y plataformas inestables debe estar presente cada día de la semana: le dedico desde 15 minutos hasta 1 hora diaria, según mi disponibilidad del tiempo. Pero lo que tengo claro que ese trabajo es la base para que no me lesione y que termine con ganas de seguir poniéndome unas zapas y correr.

Hace una semana que competí en la Media Maratón de Talavera, para hacer una tirada larga, ya que lo que más me cuesta es hacer entrenamientos tan largos. Sabía que mis piernas eran plomos, estaba en la tercera semana de pesas y el día anterior me hice una marcha de bici de montaña de 60 kms (3h 30´)  ….Mi sorpresa es que  conseguí finalizarla con un tiempo de 1h 29´ 33´´  a pesar de que los primeros 5 kilómetros pensé que no iba a poder despegar los pies del suelo, mi sorpresa fue a partir del kilómetro 15, que mis piernas comienzan a dar una zancada impropia de mí y llegue a pensar por un momento que no era yo la que corría.

En esos momentos pensé que todo el trabajo funcional y de pesas que estaba haciendo estaba saliendo

En el ecuador de la preparación, me queda 1 semana para terminar el trabajo de fuerza en el gimnasio con las pesas, después continuaré con el trabajo de preventivos y funcional y me dedicaré durante dos semanas al entrenamiento de calidad: series de 1000 y 2000 mts con entrenamiento en cuestas

No soy una erudita en la materia del entrenamiento del atletismo, aplico los conocimientos aprendidos en la carrera de CAFYD combinados con mi experiencia en el entrenamiento de fondo o resistencia en ciclismo y por encima de todo utilizo el sentido común: escucho mi cuerpo y no lo someto a esfuerzos que vayan por encima de mis posibilidades, teniendo claro que soy una deportista popular con el objetivo de utilizar el deporte como medio de vida saludable.

¿Cualquier persona puede  preparar una maratón en 8 semanas? 

El entrenamiento es la combinación del estado físico y mental de cada persona. Nadie debería someterse a un plan de entrenamiento por internet o hecho por fulanito o menganito. Igual que vamos al médico para que nos recete el medicamento adecuado para la enfermedad,  deberíamos tener en cuenta a los profesionales del Entrenamiento Físico para recetarnos un plan adecuado a nuestras características, sin encasillarnos en edad, sexo, profesión ..etc. Teniendo en cuenta la motivación personal de cada uno de nosotros ¿Qué nos mueve a  hace deporte? ¿Qué nos mueve a marcarnos un reto o un objetivo?

 

DORI RUANO EN EL C.P PIEDRA DE ARTE DE VILLAMAYOR

La Semana Cultural del C.P. Piedra de Arte de Villamayor incluye en sus actividades, desde hace varios años, una jornada de fomento y promoción del uso de la bicicleta y el casco entre los más pequeños.

Desde hace ya varios años que el Colegio Público Piedra de Arte de Villamayor fomenta el uso de la bicicleta y el casco por la localidad. Todos los años se ponen en contacto conmigo para poder realizar una actividad en el patio del Colegio durante toda la mañana. Un total de 50 niños-as estuvieron con sus bicicletas para poder disfrutar de juegos y gimkanas que les preparo en la cancha deportiva.

Con este tipo de actividades te das cuenta de que la bicicleta les gusta a todos los niños-as y de la importancia de llevarla a los Colegios.

Desde pequeños educar y concienciar de que la bicicleta es un medio de transporte, de ocio y de disfrute…. y si alguno quiere más puede COMPETIR

!Ojala algún día la bicicleta formara parte del aula como en muchos países de centro Europa!

 

          

 

 

 

AVENTURAS Y DESVENTURAS DEL VIAJA A NUEVA YORK

La vida es una aventura que hay que vivirla intensamente, como intensamente viví mi viaje a Nueva York en un fin de semana.

Había muchos indicios que frenaban mi “locura de viaje”, comenzamos con el Cuso de Entrenadores de Ciclismo en Aigle, que no me permitía ausentarme una semana entera, seguimos con los cambios de billete de avión y las compañías que siempre se salen con la suya y te sangran, luego se me vino encima el problema del hotel, cuentas con las personas, pero las personas no cuentan contigo. Sin olvidarnos del huracán Sandy que estaba en plena acción.

Hubo un momento que dije, basta, me planto, ya iré otro año, no puedo luchar más contra tantos obstáculos. Pero, Fran, que sabía lo que representaba para mí correr en Nueva York, me sacó un billete directo desde Madrid a Nueva York el viernes por la tarde para regresar el domingo por la noche.

Ya no podía “rajarme”, tenía que ir. En el fondo tenía miedo de enfrentarme a tantas cosas desconocidas, entre ellas mi lucha contra los 42,195 kms que nunca había hecho y que no estaba segura de poder aguantar el ritmo que me había planteado (a 5 minutos/ kilómetro) , equivalente a 3 horas 30 minutos.

Al fin y al cabo decidí ir a Nueva York en Junio y hasta que no terminó la Vuelta a España el 9 de Septiembre, no he podido entrenar un poco en serio. El verano fue muy agitado y cuando terminé la Vuelta estaba muy cansada y quería descansar un poco.

Ya en Vigo, a finales de septiembre, descansando y entrenando y haciendo todas las competiciones que había por allí y por Salamanca, cogí moral y confianza. A eso le añades, los entrenamientos específicos de trabajo funcional y preventivo que Fran me ayudaba a realizar.

Acabamos de aterrizar el viernes día 2 Noviembre  a las 21 horas en Nueva York y las caras de la gente que viajaba conmigo en el avión no era de ilusión y de alegría, muchos conocían ya la noticia: “han cancelado el maratón”. Dios, pensé para mí, rompí a llorar, allí en el aeropuerto, estaba sola y al hotel que iba, tampoco iba a tener a nadie con quien compartir esa tristeza.

Cuando vi las imágenes de cómo había quedado Staten Island al paso del huracán Sandy, pensé que no tenía derecho a estar triste, ni a llorar. Al fin y al cabo yo no había perdido mi casa, yo sólo estaba “perdiendo” un fin de semana de mi vida, y que con el paso del tiempo me doy cuenta que he ganado, aún más, en autoconfianza y autoestima. La vida es superación y ese fin de semana para mí fue algo más que superación, fue reencontrarme a mí misma, indagar dentro de lo más profundo y descubrir nuevas sensaciones de una persona adulta, madura, reflexiva.

Bueno, volviendo al Maratón que es a lo que íbamos. El sábado por la mañana me levante y comencé a leer en las redes sociales que había mucha gente como yo, tantos españoles que habían ido a Nueva York a correr, y que iban a correr aunque fuera extraoficialmente. Me encuentro a Rafa Vega, y leo sobre su proyecto solidario y por qué corre el maratón y me quedo impregnada y me pongo en contacto con él para apoyarle y para poder correr los 42,195 kms con él y con su gente.

Así lo hacemos, quedamos el domingo a las 9.30 de la mañana en el Central Park para dar 4 vueltas a éste y terminar nuestro objetivo, que no es otro que hacer una maratón.

Ese día apenas puedo dormir, entre el cambio de hora y la emoción de correr los 42,195 kms no oficiales, me producen entusiasmo, ansiedad……en el fondo pensaba que estaba formando parte de la historia, la primera maratón que cancelan y que corro. Era paradójico y me gustaba la idea.

Central Park estaba lleno de gente, era una fiesta, griegos, italianos, franceses,…..todos estábamos locos de contentos de estar allí, todos queríamos correr, era igual que el momento previo a una carrera, no hay línea de salida, pero la adrenalina estaba igual que si la hubiera.

Me junté con Rafa Vega, con Merchán y con otros andaluces que viajaban juntos, y también con otro salmantino, Samuel Ferrero, que también estaba sólo para correr el maratón, pero a él le acompañaban sus amigos, que le habían llevado agua y alimento para el momento.

Salimos un montón de ellos y decidimos hacer 4 vueltas a Central Park por el exterior y terminar los 42,195 kms dentro del Parque. Durante los 24 primeros kilómetros, más o menos 2 horas de carrera, íbamos hablando y contándonos unos a otros nuestras aventuras, nuestras penas y alegrías. Poco a poco vimos como todo el mundo estaba corriendo por el interior de Central Park, había miles y miles de personas. Samuel y yo, los dos salamantinos, íbamos ensimismados hablando y no nos dimos cuenta de que nos habíamos quedado solos, todo el mundo se había metido dentro del parque. Nosotros decidimos hacer las 4 vueltas fuera y completarlos en el interior, tal y como decidimos en la salida.

Había un comentario común y generalizado en todos aquellos que íbamos a hacer Nueva York como el primer maratón. “tengo ganas de enfrentarme al muro” ¿cómo será el muro? ¿lo pasaré mal?  Era curioso, esa sensación que a todo el mundo le aterra, a nosotros nos producía gracia. Imaginaros la gracia que nos hacía a Samuel y a mí,  íbamos por el kilómetro 38 y me dice ¿cómo estas Dori? Y le he dicho, yo creo que no nos queda nada ¿no?. Efectivamente, él me ha dicho vamos a bajar de las 3 h 30´ ¿qué tal te encuentras?  Yo le he dicho, no para tirar cohetes, pero si hay que bajar el tiempo, aprieta que ya no nos queda nada. Samuel ha metido una marcha más y hemos hecho  los últimos 5 kilómetros a ritmo de 4 minutos/ kilómetro.

Cuando hemos llegado a los 42,195 kilómetros nos hemos parado, ya dentro del Central Park, con un montón de gente a nuestro lado, con agua, con plátanos, con alimento. Era increíble, hemos parado el cronómetro y nos hemos dado un abrazo como si nos conociéramos de toda la vida. ¡Increible! Sólo en el deporte puedes conseguir esas sensaciones

Hemos parado el cronómetro en 3h 21´  y estábamos enteros, bueno Samuel más que yo. Habíamos conseguido completar la distancia del maratón, hablando y riendo, pasando un buen rato. Parece increíble, verdad, pues, como lo cuento, en este primer intento de maratón el muro no quiso llamar a mi puerta.

No sé cómo explicar las sensaciones de ese instante. Nunca me imaginé así el final de una maratón, pero tengo que deciros que fue mejor de lo que había soñado. Había completado la distancia y me daba igual que no hubiera un reloj arriba que me marcase el tiempo. Yo no iba a Nueva York a competir contra nadie, iba a competir contra mí misma, contra mis miedos, contra mis emociones, contra mis sensaciones…………… y había logrado vencerlas a todas,  yo sólita. Sabía que había ganada la batalla.

Cuando mucha gente me pregunta por qué corro, por qué me esfuerzo tanto en el deporte, no sé qué contestarles, solamente puedo decir una cosa y es que las sensaciones y las emociones dejan un poso en tu cuerpo que crean adición.

Debe ser como estar enganchada a una droga, a la bebida o al tabaco……

Este momento, esta historia está dedicada a todos aquellos que me queréis  a todos aquellos que a través de las redes sociales me mandasteis un mensaje de ánimo, de apoyo y que me  aportaron el granito de arena para salir invicta.

También quiero dedicárselo a Samuel, que sin apenas conocernos, compartimos ideas, entrenamientos, risas, en una maratón compartimos nuestras vidas.

Y como no, a Fran Albert, mi compañero mi amigo mi vida, que sin su ayuda y sin su apoyo mental y emocional, yo no estaría donde estoy, ni sería lo que soy.

Gracias por creer en mí, por ayudarme a crecer y por motivarme en los momentos difíciles.

    

 

Samuel y Dori en Central Park al final MNY     Camiseta oficial maraton NY para Fran Albert

 

¿QUÉ HAGO YO, SIETE SEMANAS EN SUIZA, CON DIRECCIÓN A NUEVA YORK?

 

Para responder a esa pregunta, nos tenemos que remontar siete meses para atrás: Marzo 2012, último año de mi licenciatura de Ciencias de la actividad física y deportes. Fran, mi novio,  que le va la marcha tanto o más que a mí, me provoca y me incita a hacer el Curso de Entrenador de Ciclismo UCI de pista y carretera  en Aigle en Suiza, será el primer Curso que se imparta en castellano, desde el 22 de Octubre hasta el 8 de Diciembre.

Durante ese mismo mes, mi hermana Chari  y sus amigas me comentan que  se van a correr el maratón de Nueva York, en plan turista total y me empiezan a poner los dientes largos. Alguna de ellas carecía de marca personal para poder acceder por la “vía rápida” al dorsal y yo que acaba de hacer mi marca personal en la ½ maratón (1h 26´) y no tenía ningún problema para poder acceder al dorsal. Sin pensarlo mucho, ya que mi sueño desde que dejé la bicicleta de competición, era correr una Maratón, pero nunca veía el momento, cuando no por falta de tiempo, por falta de preparación. Así que no lo pensé mucho les dije que me consiguieran un dorsal para mí. Si después consigo acceder al Curso de Aigle pues tendría que poner el Plan B de emergencia

Termino mis estudios en Junio de CAFYD y llamo a la Federación y al COE para solicitar el curso de Entrenador de Ciclismo UCI y me dan largas porque comienzan los J:J:O.O y todo el mundo se las pira a Londres. En ese momento, la amiga de mi hermana que le deje mi marca para ir a Nueva York  me llama por teléfono porque ha entrado en el sorteo de dorsales de MNY y le ha tocado un dorsal (a cambio de 500 €) y me ofrece poder correr con “Mi Dorsal” y  con mi nombre y con toda la burocracia solucionada.

El Maratón de NY coincide con el Curso de Suiza en Aigle y yo no sé si me van a conceder la posibilidad de poder acudir, puesto que dependo del Comité Olímpico Internacional para conseguir la Beca de Solidaridad Olímpica. Comienzan los Juegos Olímpicos, el verano y como ya sabéis en España, nadie trabaja. Así que doy por perdida la opción de ir al Curso de Entrenador y decido irme a MNY.

Así que en el verano no me puedo dormir mucho porque tengo que rodar para hacer la MNY.

Cuando todo está planeado y planificado para correr la Maratón, me llaman del Comité Olímpico Español (estoy hablando de finales de Septiembre) que me han concedido la Beca del COI para realizar el Curso de Ciclismo en Aigle, que tiene 7 semanas de duración ( comienzo el dia 22 de Octubre y finalizo el 8 de Diciembre)

Lógicamente, no me lo pienso y me vengo a Suiza para Estudiar e intentar pedir un permiso para que me dejen acudir a MNY. Como los fines de semana los tenemos libre, decido irme a Nueva York el fin de semana del 2 al 4  de Noviembre.

Es una locura lo sé, pero en estos momentos, no sabemos qué va a pasar dentro de un mes (bueno yo sí, espero seguir en Suiza). Así que dentro de un par días parto a Nueva York, a ver qué pasa.

 

 

Escuela de Ciclismo Dori Ruano de Villamayor 2012-2013

                                                        

El pasado sábado día 6 de Octubre 2012 se puso en marcha, por segundo año consecutivo en el municipio de Villamayor de Armuña, la Escuela de Ciclismo Dori Ruano, fundada en el año 2003 en Cabrerizos y trasladada por razones deportivas y sociales la pasada temporada al pueblo natal de la exciclista.

El comienzo no ha podido ser mejor: más de medio centenar de niños y niñas se han dado cita el sábado  por la mañana para su primera clase en la Casa de la Juventud de la citada localidad.

La Gestión y Organización de la Escuela de Ciclismo la lleva a cabo Dori Ruano a través del Club Ciclista Villamayor, presidido por Nardi Palacios y patrocinado por el Ayuntamiento de Villamayor junto con la entidad financiera Caja Duero-España. Los monitores son Andrea de Diego, Andrés Tapia, Kike Benéitez, Sara Rubio y Pablo Mialdea (todos ellos ex-alumnos de la Escuela de Ciclismo Dori Ruano en su etapa de Cabrerizos). Están dirigidos y capitaneados por el excorredor salmantino Francisco “Oché” y reciben su formación continua de mano de la propia Dori.

El propósito de la Escuela de Ciclismo, desde sus comienzos en el año 2003, es la formación integral de los niños y niñas  a través de este deporte. La  transmisión de valores como el respeto y el compañerismo son su buque insignia. Enseñar a utilizar la bicicleta como medio de transporte y a emplearla en el tiempo de ocio para la actividad deportiva y la recreación constituyen los objetivos generales del personal de la Escuela.

 Las clases se desarrollarán durante el curso escolar (octubre a junio) los jueves y los sábados en el municipio de Villamayor.

Más información

ccv@clubciclistavillamayor.com – Teléfono 667 520 681

www.clubciclistavillamayor.com

 

   Comienzo de la actividad de Ciclismo en Villamayor

 

 

 Responder Reenviar

 

La última etapa de la Vuelta al Volante con D.R: llegamos a Madrid

 ETAPA 21  CERDEDILLA-MADRID

Se acabó el sueño, ayer llegamos a Madrid, después de más de tres semanas pilotando kilómetros en las carreteras españolas.

El último día es un día triste porque llega el momento de las despedidas, a la mayoría no volverás a ver hasta la próxima Vuelta a España, han sido muchos días y muchas horas de unión, de ciclismo, de pasión, y todos, la misma afición por este deporte tan duro y tan bello, tan bestia y tan noble.

Se me ponen los pelos de punta, recordar el pódium de ayer, ver a tres grandes: Purito, Contador y Valverde, dándose la mano de una manera noble y de sentimiento. Sólo ellos saben lo que han sufrido, nosotros hemos visto sus rostros cada día, pero ellos han tenido que sufrir, dormir ( poco) por las vueltas que le han dado a su cabeza cada noche al llegar a la cama.

La etapa comenzaba en Cercedilla y por la mañana me acerqué a Madrid a recoger al Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, como la etapa comenzaba a las 14.20 pues no madrugué mucho.

Al llegar el punto de encuentro de Cercedilla, gente, gente y más gente, para no variar. Era imposible dar un paso, y como estamos tan cerca de casa, mucha gente conocida, muchos amigos.

Dejo mi coche, como cada día, delante de la salida de los corredores, y recorro unos 200 metros hasta el punto de encuentro, y, no me lo puedo creer, conductores, comisarios y personal de la Vuelta, anoche me han visto en la TV ¿pero que me estáis contando?. Yo estoy alucinando puesto que no tenía conocimiento de que me hubieran hecho un programa ni nada por el estilo hace tiempo. Y según, unos y otros, habían sido dos horas de programa: “mi vida diaria y mi trabajo del día a día en Salamanca”…………..

Lo primero que pienso que me están gastando una broma y sigo hacia adelante para hacer mi trabajo, coger mis invitados. Pero cuál es mi sorpresa cuando se acerca Olano hacia mí y me cuenta el programa que había vista a las 12 de la noche en la TV de CyL: “Un día  con Dori Ruano”  (que me habían grabado hace dos años)

Yo alucinaba, no me lo podía creer, el último día y allí estaba yo, colorada como un tomate. Y me preguntaba, pero anoche todo el mundo estaba viendo la Televisión ¿por qué no fuisteis de fiesta?

Una vez que consigo llegar al punto de encuentro (13.15) , recojo a mis invitados de Cofidís y quedo con ellos a las 14.10 para irnos hacía el coche. Pues a esa hora no habían aparecido y los corredores ya estaban situados en la línea de salida y yo estresada pensando que hoy se iban a quedar en tierra porque eran las 14.19 y aún no habían llegado, y el pelotón salía a las 14.20.

En ese periodo de tiempo, desde las 14.10 hasta las 14.19 pasó un mundo y yo estaba de los nervios porque no sabía si irme y dejar en tierra a mis invitados,  y  esperando ese momento, a Purito se le ocurre entrar en el punto de encuentro (lugar donde está toda la gente que tiene pulseras de invitados y se encuentran las carpas publicitarias de los sponsors de la Vuelta). Lleno a reventar de gente y en  menos de 1 segundo Purito estaba rodeado de 20 personas encima de él, pidiéndole una foto, un autógrafo………. Uff, cuando Purito quiso reaccionar, ya no podía ni dar la vuelta con su bici. Lo único que yo podía hacer era cogerlo, quitarle a la gente de encima (ser la mala de la película, pidiendo disculpas) y llevarlo rápidamente hasta la puerta de salida. Y así lo hice, Purito es muy buena gente, es muy campechano, pero en esos momentos era un suicidio para él, apenas había tiempo y la gente no se da cuenta que hay momentos en los que el corredor no puede y no puede. Había estado todo el tiempo en el autobús haciéndose fotos con todos los que querían y firmando autógrafos y ahora ya no era el momento.

Cuando ya eran las 14.20 aparecieron mis invitados, con toda tranquilidad del mundo, casi los mato, lo único que les dije: ¿sabéis correr? Pues lo único que tenéis que hacer es seguirme a toda pastilla si queréis ver la etapa. Pasar el pelotón me supuso un triunfo, no sólo por los corredores, sino por toda la prensa que estaba a su alrededor. Menos mal que salió con unos minutos de retraso, sino no lo hubiera contado.

No me lo podía creer, estaba en el coche ya con mis invitados de Cofidis y con Pilar, la jefa de las motos de Racer, y su pequeño “Sebas”, que apenas levantaba un palmo del suelo.

La etapa, os la imagináis, hasta la entrada a Madrid, tranquilidad absoluta, los invitados viendo el pelotón a escasos metros. Hubo un momento que vi el maillot rojo de Contador encima del retrovisor del coche. Os imagináis a Sebas y a mis invitados, no sabían si estaban en un sueño o era realidad.

La entrada en Gran Via, por Princesa, fue espectacular. Al pelotón se le ocurre despertar y meter la sexta y todos los coches y motos estábamos encima de ellos. De película de rallye de coches: 4 filas paralelos en Gran Vía y delante de nosotros, más 20 motos…………..Sirenas, pitidos, chirridos de las 4 ruedas……………. Momentazo: Adrenalina a quemarropa…………

Llegar a Cibeles, parar y coger invitados y más invitados y más invitados. Eran 9 vueltas a la Castellana, con los semáforos en rojo y cerrada al tráfico. Bueno, los que me conocéis ya sabéis como iba, no os cuento la velocidad porque este blog lo leen niños.

El día no había terminado para mí, era el bautizo de Carla, la sobrina de Fran y mía y teníamos banquete a las 20 horas en Las Rozas. A las 22 horas nos hemos venido para Salamanca, porque Fran tenía que llegar a las 8.30 de la mañana a trabajar en Vigo.

Si, de locos, esto es así, de locos. Como le digo a mi madre: como no lo haga ahora, cuando lo voy a hacer, cuando tenga 40 años?  Aprovecharé ahora que soy joven.

Esto es todo en cuanto Vuelta a España al Volante, otro prisma, otra forma de hacer Vuelta.

Muy pronto escribiré mis reflexiones sobre la Vuelta , pero desde la revista digital DESDE LA CUNETA,  que me van a dar una oportunidad para expresarme y decir todo lo que pienso.

www.doriruano.es

  Sacando a Purito del punto de encuentro