diciembre 2014

San Silvestre Salmantina 2014 “Conflicto entre piernas y cabeza”

No sé qué tiene esta carrera, pero desde que era ciclista ya me tenía encandilada. Solía correrla tranquilamente y formaba parte de mi preparación física de pretemporada. No me esforzaba, mi guerra estaba en los pedales a partir del mes de marzo.

Cuando deje la bicicleta en el año 2005, seguía corriéndola pero, tranquilamente. Desde las 10 de la mañana corría con mis pupilos de la Escuela de Ciclismo de Cabrerizos, motivándoles y animándoles. Cuando comenzaba mi carrera a las 12.30 estaba muerta, toda mi energía había quedado en los pequeños ciclistas

En los últimos años, con entrenamiento funcional y gimnasio, mis piernas han ido cogiendo fuerza, el motor ya hizo su rodaje en mi etapa de ciclismo. Picada con mi hermano Salva (siempre quise ganarle, aun sabiendo que es muy bueno y tiene buena genética para la carrera),  me acerqué a los 40 minutos en los 10 kilómetros. Teniendo en cuenta que  la San Silvestre de Salamanca recorre todas las subidas de la ciudad, estaba y estoy super contenta con la marca

Estos últimos meses han sido difíciles para mí. Lanzarse a cumplir un sueño tiene muchos dolores y quebraderos de cabeza, pero sabes que algún día serán parte de la historia de tu libro, si a eso le juntamos una bronquitis que cogí a mediados de  Octubre en Palma de Mallorca, y que la ilusión por correr la Maratón de Valencia, se quedó en eso, en ilusión.

Levantar el pie era lo más inteligente que podía hacer y entrenar a mis pupilos que para eso confían en mí.  Durante ese mes tenía que buscar una motivación para entrenar y para competir porque Valencia ya quedó atrás.

Soy muy cuadriculada y cuando algo no puedo cumplirlo, me cabreo conmigo misma, y me castigo. Así que me obligue a correr 3 carreras de 5000 metros (La Pedestre, Upsa y Villamayor), las cuales odio por lo explosivas que son, pero que vienen bien para preparar La San Silvestre

Esta semana, no tenía buenas sensaciones, me encontraba cansada y sin ganas de salir a entrenar. Le hice caso al cuerpo y después de correr el sábado en Villamayor 4.700 mts a 3´42´´ / km, no volví a calzarme las zapas hasta el jueves para hacer un entrenamiento de HIIT (*), con el objetivo de activarme tanto física como mentalmente, el resto de la semana a pasear con mi compañera de fatigas incansable: MI BICICLETA

Esta mañana estaba calentado sola (cosa que no suelo hacer nunca),  mis piernas preguntaban a mi cabeza como se encontraba y mi cabeza le devolvía la misma pregunta sin responderse ninguna de las dos partes de mi cuerpo.

Mis piernas, sin que mi cabeza se enterase, me decían: “hoy no puedo ni con las zapatillas”  (y eso que pesan 180 gramos) y mi cabeza, que no es tonta y se imagina lo que mis piernas me decían al oído, me decía: “Dori tienes unas piernas muy mentirosas, siempre dicen que no pueden y después sacan la fuerza de quien sabe dónde”

Qué es lo que mueve al ser humano para, activar su cabeza y sus piernas al mismo tiempo para generar tal cantidad de endorfinas que ni una ni la otra se enteran de lo que está pasando, cuando vas corriendo por las calles de tu ciudad a toda pastilla

Por todas esas sensaciones que solamente se producen cuando llevas tu organismo al límite  y porque correr por las calles de Salamanca, con tu gente y con el cariño de los salmantinos es algo indescriptible

ME ENCANTA LA SAN SILVESTRE SALAMANTINA   DORI RUANO

 

      

13 ª General 38´45´´ ( 1 ª veterana)            En Villamayor 4.700 mts con Fran Albert 

HIIT (12 minutos de calentamiento con 4 bloques de 4 minutos. Cada bloque de 4 minutos,  debes dividirlo en 4 y así tienes un minuto (30 segundos 60 %- 20 segundos al 80 % y 10 segundos al 90-95 %). En total son 16 sprint de 20 segundos al 80 %  y 16 sprint de 10 segundos al 90-95 %,  para terminar con 10 minutos de vuelta a la calma. En total son 45 minutos