ENTRENAR MÁS NO SIEMPRE ES “MEJOR”

                                  ENTRENAR MÁS NO SIEMPE ES  “MEJOR”

Apasionada del entrenamiento desde mis épocas de ciclismo, ahora invierto más tiempo en el estudio y en el aprendizaje que en pasar horas y horas corriendo como un pollo sin cabeza.

Para empezar tengo que contar que mis inicios en el ciclismo de Alto Rendimiento fueron de  “metodología soviética”: 4 sesiones/ diarias, 30-35 horas semanales y 15-20.000 kms anuales…. Y así durante más  de doce años.

Los últimos años, aparte de que mi cabeza no estaba capacitada para realizar dichos entrenamientos, eliminé bastante el volumen en mis entrenamientos y aumenté la intensidad, compitiendo mucho en carreras con chicos para “coger la forma” y la puesta a punto…. Los resultados se mantenían y no tenía que hacer nada más para aguantar en la élite (realmente había entrenado tanto, que lo único que tenía que hacer era “asimilar” los entrenamientos “rusos” del pasado.

Cuando terminé mi carrera deportiva, con 36 años, necesitaba “resetear” mi disco duro (mi cabeza loca)  y cambiar el chip de alto rendimiento a deporte salud y actividad física…..Esa búsqueda y la ayuda de mi pareja Fran Albert, preparador físico en futbol,  me ayudaron a descubrir que otra metodología en el entrenamiento  es posible

Hace tres meses terminé mi primera maratón en poco más de 3h( 3:03:20) con apenas dos meses de preparación “específica” : 40-50 kms semanales, 2-3 horas/ semanales entrenamiento funcional y 2 horas de pesas a la semana….

Siempre soñé  con correr una prueba de ese nivel, pero mi respeto a las lesiones musculares, me hicieron ser muy prudente (nada que ver el daño articular que sufren las rodillas, tobillos y caderas en una carrera de atletismo, con el deporte de ciclismo)

Contenta no, satisfecha de terminar con ningún síntoma de debilidad muscular ni articular. Solamente mis problemas de pisada hicieron que el nervio  situado entre el 3 y 4 dedo del pie izquierdo, sufriera más de la cuenta y tuve que acudir al podólogo para la realización de plantillas.

Como el alto rendimiento paso a la historia, me puedo permitir el lujo de hacer ciclismo, bicicleta de montaña, carretera, natación y no tengo que recurrir a ninguna técnica médica quirúrgica para poner solución

El único problema que tenía era la proximidad de la Media Maratón de Salamanca, y correr por mi ciudad, es motivante para mí.

Quería correrla en un tiempo “aceptable”  a mi condición física (1h 30´era mi objetivo) en  apenas cuatro semanas de entrenamiento.

Desde la última competición (San Silvestre a finales de diciembre) serán casi dos meses sin poner la máquina al rojo vivo, y tengo que confesar que me encanta la competición por el estado de forma que me da y que tanto me cuesta conseguirlo con el entrenamiento

“Para mí la competición es la mejor herramienta para ponerme en forma”

Debía espabilarme y entrenar de manera eficaz para conseguir el objetivo y lo único que podía hacer era “probar” la nueva metodológica en el entrenamiento: Entrenamiento de Alta Intensidad (HIIT: High Intensity Interval Training) muy de moda en los países escandinavos y anglosajones:

¿En qué consiste? Durante  5 días alternos ( 10 días en total ) se hace un calentamiento de 15 minutos y se realizan 4 bloques de 4 minutos ( 30 seg a “tu” 50-60 % ( trote normal) 20 seg a “tu” 70-80 % ( correr más rápido) y 10 seg a “tu”  90-95 % ( lo que viene siendo un sprint) …. Y así durante 4 minutos  (repetiremos 4 veces, recuperando 2 minutos  al trote) … 10 minutos de vuelta a la calma y habrás completado una sesión de 40-45 minutos.

Después de estos 10 días, “solamente” realizaras 1 sesión de HIIT semanal hasta el día de la prueba

El resto de los días, trotar suave y hacer entrenamiento funcional, debido que las exigencias musculares son muy fuertes y es fundamental el trabajo de prevención, sin olvidarnos de los estiramientos y el entrenamiento invisible: alimentación, sueño, masaje….etc.

Cada sesión de HIIT, son 16 sprints de 10 segundos de duración y la zancada se amplia de manera  considerable y si no hay un trabajo “extra” corremos el riesgo de rompernos y lesionarlos.

Después de  cuatro semanas de trabajo en HIIT y realizada la media maratón de salamanca, y con un catarro que no me ha dejado estar al 100 % puedo deciros que me ha gustado y que volveré a recurrir a este entrenamiento: divertido, diferente y con base científica que debemos ir probando los entrenadores y deportistas que nos dedicamos a esta profesión.

“Entrena de manera individualizada y ponte objetivos realistas y podrás conseguir nuevos retos y nuevas metas “

 DR-DReams

Entrando en línea de meta 1h 30 ´29´´